Acceso a contenidos inapropiados.

Contenido inapropiado

Por contenido inapropiado entendemos todo material percibido por el menor de edad que sea dañino para él. Son las imágenes y estímulos que provocan un perjuicio en el menor, estos son, aquellos peligros que circulan por la Red, y las características de la información que contienen.

Ejemplos más comunes

Es todo el conjunto de obras que contienen imágenes sexuales explícitas con el fin de provocar la excitación del receptor. Debido a sus características, estos materiales no son adecuados para menores de edad: ofrece una visión distorsionada de las relaciones sexuales, categorizando a hombres y mujeres como meros objetos de deseo. Puede generar ilusiones falsas de la naturaleza del cuerpo, provocando que el menor se obsesione con una apariencia física estereotipada o un ideal de belleza concreto como requisito indispensable para la satisfacción sexual.

Es el empleo intencional de la fuerza o poder físico, de hecho o como amenaza, contra uno mismo, otra persona o grupo, que pueda causar daños físicos o psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones. El ejercicio del poder o la fuerza física da cabida a todas aquellas acciones que son el resultado de una relación de poder, incluidas las amenazas o la intimidación.

Se refieren a informaciones erróneas o visiblemente falsas que circulan por Internet y llegan fácilmente a un gran número de receptores debido a la naturaleza del contenido y la tendencia a propagarse rápidamente. Esta clase de información puede ser nociva e inapropiada para el menor, ya que puede contener episodios de violencia, sexo, fomento de actividades inadecuadas etc.

Como ejemplos destacamos:

  • Leyendas urbanas: son historias extravagantes pero verosímiles, que supuestamente han ocurrido, dadas siempre como verdaderas.
  • Mensajes en cadena: son tipos de correo basura cuyo fin es la propagación y coacción de alguna manera a los receptores para que los reenvíen a otro grupo de personas. De esta forma, se produce un encadenamiento que los mensajes hacen de persona a persona. Pueden darse situaciones donde el objetivo del emisor sea engañar, transmitiendo información falsa y solicitando incluso datos personales que después utiliza de forma fraudulenta o maliciosa.
  • Videos virales: es el nuevo fenómeno TIC que causa sensación especialmente entre la población más joven. Se trata de grabaciones, que bien pertenecen al ámbito privado de una persona, bien pertenecen a un ámbito público y célebre, difundidas a una enorme cantidad de personas, y compartidas a través de Internet, mensajería instantánea como Whatsapp, blogs, redes sociales, correos electrónicos y otros sitios web.
    Se plantean como retos o desafíos en cadena, y su contenido varía enormemente, lo cual supone también un riesgo potencial para la población menor de edad. Humor, cine, televisión, sexo, violencia, o cualquier contenido que pueda vulnerar la dignidad humana, hace de los virales un elemento a tener en cuenta.
Es otro de los contenidos inapropiados que pueden encontrar los menores en el uso de las TIC, fuertemente vinculados a la cultura del ocio.
Las imágenes y mensajes en medios de comunicación asociados al aspecto corporal han aumentado de forma notable. Es común encontrar ideales de belleza en medios TIC como la televisión, Internet, cine, prensa, ocio, etc. La mediatización del cuerpo realza los estereotipos imperantes que son asimilados por los ciudadanos. En este punto, damos especial relevancia a losTrastornos de la Conducta Alimentaria, caracterizados por comportamientos alterados ante la ingesta alimentaria y en el control del peso.

La cultura del culto al cuerpo, de los cánones de belleza pre-establecidos, también invade el mundo TIC, de lo cual se empapan forzosamente los más jóvenes, condicionando sus emociones, valores, forma de ver el mundo que les rodea, creencias y comportamiento.

En su mayoría son juegos de apuestasdonde la búsqueda de beneficio económico trae consigo el riesgo de ser engañado, o de perder cantidades considerables de dinero. Estos modelos de negocio que han invadido Internet y demás plataformas tecnológicas se basan en un modelo de ‘captación’, ofreciendo a los jugadores atractivos premios a cambio de juegos y apuestas sencillas, con lo que es fácil, especialmente en los menores de edad, caer en comportamientos adictivos.

La afición de los menores a los videojuegos y juegos online puede convertirse también en un riesgo grave cuando pasamos de la afición a la adicción. El aislamiento durante horas de juego puede llevarnos a una desconexión total del entorno, es decir, dejar de comer con la familia, dejar de interactuar con nuestros padres y amigos, o descuidar nuestra higiene personal. El riesgo de los videojuegos online es que tienen un potencial adictivo, y pueden causarnos alteraciones emocionales y comportamentales.

La publicidad en línea es un método de negocio en Internet donde los administradores de las páginas web buscan un beneficio económico. Además, son formas de asegurar la promoción de los productos que esos sitios web ofrecen. Consisten en la colocación de anuncios gráficos (conocidos comobanners) o vínculos patrocinados en forma de texto. Se caracterizan por contener imágenes que buscan un impacto visual.

Para infectar los sistemas y embaucar a los internautas los delincuentes se apoyan en técnicas de ingeniería social, que se refiere al uso de la manipulación psicológica sobre las personas para conseguir, teniendo en cuenta la tendencia general de éstas a la confianza, que realicen determinadas acciones en su provecho. Por ejemplo, obtener información que le permita un acceso no autorizado a un sistema y, por lo tanto, a la información que resida en el mismo. A pesar de que los objetivos generales de la Ingeniería Social suelen implicar actividades y contextos en los que habitualmente se relacionan adultos, también es posible encontrar situaciones en las que pueden verse implicados los menores: buscar contraseñas en redes sociales, correo electrónico y plataformas de juegos en línea.

Además, algunas características que pueden influir en los hábitos de acceso a Internet que pueden propiciar el acceso a contenidos inapropiados son:

Cómo diagnosticar y solucionar la situación/riesgo

Mecanismos de respuesta y soporte ante un incidente

Cuando se produce una situación de acceso a contenidos inadecuados, lo primero que debemos hacer es dialogar con el menor, con el fin de averiguar si el acceso ha sido accidental o voluntario.

  • En el caso de que el acceso haya sido accidental es conveniente saber cómo se siente nuestro hijo/a o alumno/a al respecto y qué piensa después aclarar las posibles confusiones asociadas a la información recibida. Lo fundamental es dialogar con naturalidad adaptándonos a las necesidades del menor y a su proceso madurativo.
  • En otras ocasiones, los padres, madres, tutores/as o educadores/as no son conscientes del acceso a contenidos inapropiados por parte del menor. En esos casos, observando la actitud y conducta de los niños y adolescentes, es posible intuir una acción de riesgo. Es fundamental promover tanto en casa como en el centro escolarun clima de comunicación, afecto y cohesión que facilite que los menores sientan la suficiente confianza para solicitar ayuda en caso necesario.
  • Debemos enseñarles qué deben hacer si acceden a un contenido inapropiado, como reportarlo y/o denunciarlo.
    • Para denunciar contenidos inapropiados o ilegales en Internet, pueden recurrir a líneas de denuncia anónima, como las que ofrece Google, a través de su página Google+, que procede de acuerdo a su política de conducta y contenido, eliminándolos e incluso bloqueando a los usuarios que han infringido la normativa.
    • Igualmente desde las propias páginas donde aparece algún contenido inapropiado, se puede reportar accediendo a las opciones de configuración y herramientas disponibles para los usuarios.
  • A partir de aquí, podemos tomar medidas adecuadas como instalar un filtro parental de contenidos, explicando al menor por qué es conveniente hacerlo y de esa manera evitar acceder (por error o conscientemente) a esa clase de información no adecuada para su edad.

Estrategias y pautas de prevención

Advertisements